La mentira de Low Cost

Cada año, antes de Navidad, la aerolínea de bajo coste Ryanair anuncia nuevas tarifas que cobra, además de la tarifa del billete. Así puede llamar todavía el precio básico de un vuelo como “barato”, pero la línea aérea cobra más.

El año pasado Ryanair decidió, que hay que castigar una mala planificación en casa y la adhesión a tradiciones: Los pasajeros que todavía quieren facturar sus maletas en el aeropuerto – o estos, que han olvidado facturarlas por internet – tienen que pagar más; más aun que antes: La facturación de la primera maleta (de 15 kilos) cuesta online 15 euro (temporada baja), y si la facturas en el aeropuerto entre 60 euros (temporada baja) y 100 euros (temporada alta). ¡Ojo, la segunda maleta o una maleta de 20 kilos cuesta aun más!

Este año también será más caro para los pasajeros de Ryanair: La compañía presenta dos nuevas tasas.

Los pasajeros tendrán que pagar una tasa de administración de 6 libras esterlinaspor persona y por trayecto de vuelo. Esta tasa debe cubrir los gastos de la página web de Ryanair.

La segunda cuota se cobra en cuando se realiza una reserva con tarjeta de crédito: Ryanair recauda una tasa de 2% del importe total independientemente si se paga online o en el aeropuerto.

http://www.ryanair.com/es/novedades/ryanair-introduce-un-2-por-ciento-de-tasa-por-pago-con-tarjeta-de-credito-para-cumplir-con-la-oficina-de-fair-trading-del-reino-unido

pago-con-tarjeta-de-credito-intenet-comercio-electronico 1Hay pocas opciones de liberarse de este gasto extra: Solo los pasajeros que paguen con tarjetas de débito (debido a las prohibición por la Oficina de Comercio Justo [OFT, en sus siglas en inglés]), incluyendo la tarjeta Cash Passport de Ryanair o la ELV alemana, serán liberados del pago del 2%. Además los pasajeros que paguen con la Cash Passport en Irlanda, Alemania y España también serán exonerados de pagar el cargo de gestión de 6 libras hasta el 1 de febrero, 15 de febrero y 21 de marzo respectivamente.

Por cierto, los gastos de la tarjeta Cash Passport de Ryanair son: 10 euros (cargo básico), 3 euros para recargar la tarjeta en línea – y 3 euros al mes si no se utiliza durante seis meses.

Ryanair sigue diciendo que vende las tarifas más baratas, pero todos sabemos que hay muchos gastos escondidos. Esta estrategia causa una insatisfacción a la hora de terminar la compra, porque de repente el vuelo low cost ya no es bajo coste.

Es preferible comprar el billete de una línea aérea “normal”, con un sistema de precio transparente.

Anuncios