La falta de coraje de admitir un error

El otro día se confundió la farmaceuta leyendo la receta por la semejanza de la palabra.  En lugar de darme el medicamento correcto con todos sus sustancias activas me daba un producto con solo una de las dos sustancias. No había impacto negativo para mi salud pero si tenía que comprarme un producto adicional con la segunda sustancia activa. Pero este segundo producto vale mucho más que el primero y el producto recetado por mi medico.medicamento

Fui a la farmacia para “reclamar”: Por un lado es importante que no se equivoque en la entrega de un medicamento y en segundo lugar porque el tratamiento me sale ahora mucho mas caro: 10 veces más!

Fui a la farmacia para comentar la situación y pedir un descuento por los gastos elevados. Debo admitir, que no estuve bien preparado porque olvidé el ticket del pago en casa.

Pero en cuando confronté una de las farmaceutas con lo que ocurrió, ella se escondió detrás de varias circunstancias. Por un lado, si no supiera el nombre de la persona y no tengo el ticket de la compra, es difícil de comprobar lo ocurrido. Segundo, ella apaciguó el asunto de confundir el nombre del medicamento. Como el primer producto tenía la sustancia más importante, tampoco había ningún peligro. De empatía, nada. Curioso, que a los médicos les pareció muy importante que tome las dos sustancias, por eso me daban una nueva receta.

Además no podría hacer nada, porque su jefa no estaba y tampoco se da descuentos en medicamentos.

Yo estaba sorprendido por la falta de empatía y entendimiento para el motivo de mi queja y como la farmaceuta manejaba mi queja/reclamación. Y hice otro error aunque molestado y decepcionado compré el medicamento en esta farmacia. Hubiera debido comprar el medicamento en otro sitio para demonstrar directamente e inmediatamente, que no estoy acuerdo como se “resolvió” esta situación. Para fidelizar un cliente no es suficiente de vender un producto necesario, sino también hay que pensar como satisfacer el cliente, como reaccionar en caso de un error, de una queja porque si no, los clientes se van.

Seguramente, que la jefa de la farmacia no se va a enterar de lo que pasó y no se dará cuenta que viene un cliente menos.

Para cualquier establecimiento esta situación significa un cliente perdido, por una experiencia negativa.

Anuncios