El poder de la sonrisa, el poder de los buenos deseos

En esta época de año estamos especialmente susceptibles para los pequeños detalles que embellecen el tiempo de Adviento y Navidad.

Una sonrisa y unas felicitaciones de Navidad nos puedan alegrar el día y son capaces de transmitir el estado de ánimo de Navidad.

Me acuerdo de una compra en una tienda en Augsburgo (Alemania) el año pasado. Cuando pagué un bolso la dependienta se fijo en mi nombre en la tarjeta de crédito y me despidió en una manera personal y natural: “Sr. Stubbe, les deseo que disfruten su nuevo bolso y una Feliz Navidad.”

A veces es tan fácil, de crear una conexión emocional. Espero que tod@s tengan experiencias sorprendentes y agradables en estos días y que se extiende la alegría de Navidad. “Feliz Navidad” a tod@s.

Anuncios