Adaptar para fidelizar

En los últimos días me encontré con dos ejemplos de la cadena de hamburguesas más famosa del mundo.

Todos conocemos el “Happy Meal” que es el menú infantil y también conocemos las campañas en fechas especiales como el mundial de fútbol, los JJOO o el estreno de un pelicula, cuando se regala junto con un menú algo de “merchandising” (juguetes, figuritas, vasos…).

Pero siempre hay una forma de sorprender y crear una percepción positiva:

Los dos ejemplos actuales, se tratan por un lado como adaptarse a la situación económica de su grupo de clientes seguramente más fiel, los estudiantes, y por el otro lado como ofrecer un plato diferente para sorprender y captar clientes.

Un ejemplo encontré en el aeropuerto de Francfort. Allí no sólo ofrecen las clásicas hamburguesas que daban a conocer la cadena, sino también ofrecen desde el día de San Valentín el plato de comida rápida más típico de Alemania: la Currywurst.*
McCurrywurst
El otro ejemplo es de Madrid. Allí no han inventado un plato nuevo para fidelizar sus clientes, sino se han adaptado el precio a sus clientes. Es una zona cerca de la Ciudad Universitaria, hay Colegios Mayores y pasan muchos estudiantes por allí. Este restaurante de la cadena ofrece un “menú universitario” que es más económico.
menu universitario
*”La popularidad de este plato se puede notar en ciertos actos de las campañas electorales: casi todos los políticos alemanes aparecen en los medios comiendo una Currywurst en la calle. Esta palabra aparece en casi todas las guías turísticas como palabra básica de supervivencia en el caso de tener hambre y desear comer alguna cosa.” 
Para los que quieren aprender Alemán: En la promoción para la McCurrywurst salen diferentes expresiones para el famoso plato 😉
Anuncios