Volando vengo, volando voy ?

Por fin ha llegado mi nueva tarjeta transporte público. Al final faltaba una copia de mi DNI/NIE u otro documento de identificación. Pero nadie me avisaba, yo tenía que investigar para saberlo: es un déficit en el servicio, que el Consorcio Regional de Transporte de Madrid considera tan excepcional.

Pero hoy me gustaría contrastar un poco la imagen que vende el Consorcio Regional de Transportes con la realidad. En la carta que me mandaron escriben:

Auszug aus Carta abono metroEl contenido de esta carta es muy diferente a lo que vivimos los viajeros a diario y no me refiero a las huelgas que tienen sus motivos y sus derechos.

Me refiero que el Consorcio Regional de Transporte sube cada año, a veces más que una vez, el precio de los billetes y abonos pero provee menos servicio.

“…El mensaje oficial es que el Consorcio no ha querido tocar los billetes que más sufrieron la última subida (ha habido tres en nueve meses) de septiembre. Sin embargo los datos reflejan que ambos títulos de transporte son los menos demandados por los usuarios del Metro de Madrid pese a lo que en 2012 ya sufrieron dos incrementos que superaron el 30%….

…Las asociaciones de consumidores de Madrid se quejan de que estas subidas se han acometido después recortar el servicio en todos los sistemas de transportes, con un 14% menos de trenes de Metro y una media del 5% menos en autobuses urbanos e interurbanos.” Fuente: La Vanguardia

Y que la frecuencia de los trenes en días normales y horarios normales, p.ej. un día laboral a las 20:00 ha bajado muchísimo:

proximo tren 3- 16

Si eso para el Consorcio de Transporte significa un nivel de servicio muy alto al nivel mundial, me temo que cada vez pagamos más y recibimos menos servicio.

Y este tipo de carta solo es maculatura. Es una publicidad que  no mejora la experiencia de los viajeros.

Más por menos (pero al revés) 

Hace un año, Metro de Madrid puso en marcha una campaña publicitaria que probablemente ha sido la más contestada de toda su trayectoria. En unos carteles distribuidos dentro y fuera de la red, se leía el eslogan Más por menos con una tabla en la que se recogían el precio de los billetes sencillos en distintas capitales del mundo. Muchos usuarios se rebelaron en las redes sociales porque la campaña llegó apenas unos meses después de que ese billete subiera un 50% hasta 1,50 euros. Madrid, según aquellos datos, tenía el billete más barato y la red más amplia. Una de las asociaciones que regula la publicidad, Aucocontrol, la consideró “engañosa” porque la comparación de precios no se realizó “en términos homogéneos”. Ni Metro ni la Consejería de Transportes facilitaron nunca el precio que habían pagado por la campaña a la que ayer sindicatos y oposición daban la vuelta. Todos criticaron que el nuevo incremento, que llega después del mayor tarifazo en una década registrado en 2012, se produzca al mismo tiempo que se han recortado todos los servicios. En Metro, además de la pérdida media del 14% de trenes y el aumento de las frecuencias (la espera se dobla a partir de las 23.00 hasta el cierre de servicio) han cerrado 21 vestíbulos de la red.” Fuente: El Pais

Fuentes:

“La subida del metro se concentra en los billetes más usados”

“La tercer subida de metro y bus en apenas nueve meses, efectiva desde hoy” 

“La subida en el transporte penaliza los usuarios de los abonos mensuales”

“Suben las tarifas de metro y bus tras un recorte generalizado del servicio”

“La voz del suburbano” – problemas, que pocas veces son reflejados en otros medios de comunicación.

Anuncios