Patrimonio cultural meets QR: la historía llega al siglo XXI

Durante el puente de mayo he pasado un par de días en Cáceres, Ciudad Patrimonio de la Humanidad. Es una ciudad preciosa y me gustaría destacar algunos aspectos que me parecen ejemplar.

info Caceres

La mayoría de las entradas a edificios históricos y museos son gratuitas o cuesta alrededor de 1,50 Euro. Esto causa que los visitantes no se achanten de visitar un sitio por su elevado precio y lo hace accesible para todos.
Los guías que escuché contaban la historia de “su ciudad” con entusiasmo, con la intención de compartir su fascinación y aprecio por este lugar histórico.

Lo que no entiendo es, porque hay varias oficinas de turismo: se podría juntar los servicios y la atención y así atender mejor a los visitantes, porque en esta forma se puede asegurar que siempre hay personal que habla otros idiomas y se puede ayudar y responder a las preguntas de extranjeros.
Tampoco entiendo porque hace falta que cada organismo público (ayuntamiento, junta…) publica un mapa “diferente” de la ciudad. Creo eso confunde más que ayuda, dado que casi todos contienen la misma información sobre los monumentos y otros servicios. Se podría ahorra gastos y papel porque al final el visitante se lleva en cada sitio un mapa, pensando que contiene información adicional y útil. Así se actúa además de forma sostenible.

Caceres QRLo que me ha gustado mucho son los mapas del ayuntamiento con el código QR . Así el visitante puede acceder a la información vía su smartphone. Hay información general, además en otros idiomas e información temática según el interés. Desafortunadamenteno tenían el día que yo estuve allí ningún mapa para llevar, solo un ejemplar grande en la oficina de turismo. Una idea para facilitar el uso de QR y la experiencia es un pictograma con el QR en los edificios destacados o en un mapa con los iconos en diferentes zonas para que el visitante, que no pasa por la oficina de turismo del ayuntamiento, que no esta en una zona de paso, puedan disfrutar de este servicio excelente.

Además se podría destacar más algunos sitios o salas de exposiciones, aunque no son públicos, pero merecen la pena de ver. Un ejemplo es la La Fundación Mercedes Calles y Carlos Ballestero en el Palacio de los Becerra. La entrada es gratuita y a pesar que el palacio es muy bonito y que se puede ver un palacio amueblado, la fundación hace exposiciones de arte contemporáneo. Actualmente tienen una exposición de Picasso: “Serie 29 Portraites Imaginaires” con obras traído desde Cuba.

Anuncios