Un mal servicio destroza tu imagen

En la ciudad china de Qingdao, destrozaron cuatro hombres con martillos a dos manos un coche de lujo de la marca Maserati. Lo curioso: no se trataba de un acto de violencia contra el propietario del coche sino una protesta por parte del propietaro causado por el mal servicio recibido de su taller. Además lo hizo en un sitio emblemático:  en una plaza frente del centro de convenciones, en que se celebraba un  salón del automóvil.

Una forma drástica….

El propietario del coche de lujo compró el vehículo en 2011 por 2,6 millones de yuanes (unos 330.000 euros), que equivale a 100 veces los ingresos medios anuales de un residente urbano chino. Tenía varios problemas con su vendedor, un defecto no fue areglado completamente además parece que el personal del taller ha rayado el coche.

Espero que los fabricantes extranjeros de coches de lujo reconozcan claramente que los consumidores chinos tienen derecho a recibir un servicio acorde con la marca”, declaró a la agencia AFP.

El representante Maserati chino lamentó esta reacción drástica de su cliente. Sin embargo, el daño para la marca está hecha: el video se ha distribuido “gracias” al Internet.

Anuncios